Páginas vistas en total

viernes, 23 de agosto de 2013

SIMBOLOGÍA DE LA MARIPOSA.




El vals de las mariposas ( Donna Hightower) by Danny Daniel on Grooveshark




Entre los antiguos, emblema del alma y de la atracción inconsciente hacia lo luminoso. El ángel de la muerte era representado por los gnósticos como pie alado pisando una mariposa, de lo cual se deduce que asimilaban ésta a la vida, más que al alma en sentido de espíritu y ente transcendente. Esto explica que el psicoanálisis conceptúe la mariposa como el símbolo del renacer. En China, aparece con el sentido secundario de alegría y felicidad conyugal
Juan Eduardo Cirlot. "Diccionario de símbolos".


3 comentarios:

  1. Marabillosa entrada. Oh, Cirlot! Fascinante o seu diccionario de símbolos. Tanto como os seu poemas. Adícovos o que segue:

    Jazz-Lilith

    Con mis ojos escucho, con mis ojos
    de menta y de cristal desmesurado.
    Con mis ojos de piano en el ocaso,
    con mis ojos de tigre y de cerezo.
    Con mis ojos escucho los acordes,
    los desgarrados sones de la tarde,
    los sones del amor y del sollozo,
    los muslos que se acercan por el cielo.
    Con mis ojos escucho tantas selvas,
    tantas selvas de furia y de carbunclos.
    Con mis ojos de piano, con mis ojos
    de hoguera abandonada en el desierto.
    Los acordes se rompen en el canto,
    los acordes se quiebran en los árboles,
    los muslos se acercan por el cielo,
    los muslos de magnolia y de ceniza.
    Con mis ojos escucho los dos muslos,
    con mis ojos de menta y de asesino,
    con mis ojos de músico extraviado.

    ResponderEliminar
  2. Alaaaaaa, ojiplática me he quedao!!! Vivan os blogs culturais e divertidos, desaparezan os tontunos wasapsssssss!

    ResponderEliminar
  3. Ola mariposijazz de vuelos alocados.
    Recomendo a escoita da canción, "El vals de las mariposas" de Dany Daniel, onde tamén cantaba Donna Hightower, recentemente falecida en Austin. Esta muller viviu moitos anos en Spain e foi unha das poucas voces negras do jazz naqueles tempos escuros e dictatoriais.
    Mais nada, seguide revoloteando e libando espiritrompicamente as derradeiras meles deste verán 13 das nosas vidas que van a dar a mar, la mar. Bicos. JU

    ResponderEliminar