Páginas vistas en total

miércoles, 29 de febrero de 2012

martes, 28 de febrero de 2012

CINE DE CALIDADE.NOVECENTO.




Nin Oscars, nin Goyas, nin chorradas. Hai que volver a ver esta gran película, más actual que nunca, dirixida no 1976 por B. Bertolucci, protagonizada por De Niro e Depardieu, con fotografía de Vittorio Storaro e música de E. Morricone.
É unha crónica do devir histórico na Europa do séculoXX, as loitas dos traballadores do campo, o nacemento do fascismo...Pero sobretodo é unha gran obra de arte cinematográfica.
Para ver, pensar...e actuar.

domingo, 26 de febrero de 2012

Ata o curuto de Roubangarín. Un pouco de arte para respirar: ESCHER





INSPIRATIONS from Cristóbal Vila on Vimeo.


Do blog de Klimtbalan (este que está aquí ao lado entre os nosos "prefes", un cofre cheo de tesouros. Esta curta está inspirada en Escher, concretamente nos obxectos que o rodeaban no seu lugar de traballo)

miércoles, 22 de febrero de 2012

MIRAR UN CADRO. "O MERCADO". C. MASIDE. MUSEO DE CASTRELOS.


Maside (Pontecesures 1897-Santiago 1958) pintou ó pobo que amaba de corazón, reflexo das súas ideas antiburguesas e a súa plena e verdadeira identificación coa clase popular a que pertencía. Contaba Seoane, que moitas mañás saía do seu estudio da rúa do Vilar co seu caderno baixo o brazo e ía ó mercado a debuxar ás froiteiras, queixeiras, pescadeiras... Era feliz entre aquelas xentes humildes, retranqueiras, que enchían de cor os grises anos do seu exilio interior.

miércoles, 15 de febrero de 2012

ARMISTICIO


Estimado Bradomín:
Permítame que traiga aquí unhas poucas ideas roubadas dun filósofo arxentino, Vicente Fatone, descuberto estes días. Foi profesor moi apreciado do noso admirado Cortázar.

Bandeira blanca.
O meu EGO retírase da batalla e mándame saúdos afectuosos para o SEU. Acépteme como regalo o tanque aplastabradomines, igual lle combina ben cos mobles do salón.
Un saúdo cariñoso para Dona Paquita.




Yo siempre tengo razón

"Quien no opina como yo está equivocado". Éste es el convencimiento secreto de todas las personas que discuten. Y es lógico que así suceda, porque tener una opinión significa creer que se tiene una opinión acertada; de donde resulta que quienes no tengan la misma opinión tendrán forzosamente una opinión errónea.

El que las propias opiniones sean siempre acertadas se basa en un hecho ya señalado en un pequeño librito de cincuenta páginas escrito por el señor Descartes. Comienza diciendo, ese librito, que la inteligencia es la cosa mejor repartida del mundo, pues cada uno está conforme con la que tiene. Es decir: con la mucha que tiene; a lo cual puede, agregarse que cada uno esta conforme, también, con la poca que tienen los demás. Gracias a la mucha inteligencia que uno tiene y a la poca que tienen los demás, resulta que quien siempre está en lo cierto es uno mismo, y quienes siempre se equivocan son los demás.

Como opinar es tener razón, lo terrible es que a uno no lo dejen opinar y le griten: "¡Usted se calla!". Así los padres le amargan a uno la adolescencia, y de la misma manera se la amargan los profesores de matemáticas pues en matemáticas resulta que tampoco lo dejan a uno opinar, que es no dejarlo tener razón. Y lo mismo sucede en la comunidad, cuando uno les grita a todos: "¡Ustedes se callan!", después de lo cual ese uno puede, justamente, decir: "¡Yo siempre tengo razón!"

En el famoso librito del señor Descartes se aconseja no discutir y conformarse con la generosa dosis de inteligencia que Dios le ha dado a cada uno, sin regocijarse por la poca que le ha dado a los demás. Pero sería falso sostener, sin embargo, que las discusiones son inútiles, porque de ellas no surge ninguna verdad. Surge, por lo menos, la reafirmación de dos verdades: precisamente las que se refieren a la mucha inteligencia de uno mismo y a la poca ajena. (Con la ventaja de que de esas dos verdades se convencen las dos personas que discuten). Como, en definitiva, toda discusión tiende a reafirmar ese convencimiento, no conviene invocar razones que compliquen una cosa tan sencilla. Las razones se invocan para demostrar la propia inteligencia, pues tener razón en algo es ser inteligente en la apreciación de ese algo. De ahí que cada uno se resista a aceptar las razones ajenas, y de ahí, también, que cada uno diga que el otro no quiere entender razones. El que discute no acepta razones, y hace bien, porque aceptar razones es reconocer que quien está equivocado es uno mismo y no el otro. Y para llegar a eso no valía la pena discutir. Lo mejor, pues, cuando alguien desconocedor de la técnica de la discusión, invoca razones, es recurrir al argumento clásico y definitivo y decirle: "¡A mí no me va a convencer con razones!" (De otra manera, más popular, pero menos sabia: "¿Usted me quiere trabajar de palabra?").

Un procedimiento eficaz para evitar que la discusión se complique con razones es emitir la propia opinión lo más oscuramente posible. Es el consejo que hace veintitantos siglos daba el señor Aristóteles, que de estas cosas entendía una barbaridad: "Es necesario presentar oscuramente la cosa, pues así lo interesante de la discusión queda en la oscuridad". Si el otro no entiende, tendrá que confesarlo, y confesar que no se entiende algo es confesar que la inteligencia no le da para tanto. (Con este procedimiento se evita, además, que aprendan gratis los curiosos atraídos por la discusión).

Lo molesto, en una discusión, es que cuando uno está exponiendo sesudamente sus opiniones, el otro lo interrumpa para preguntarle: "Me permite, ahora, hablar a mí?" O sea: ¿Me permite opinar? Pero, ¿cómo se lo va a dejar al otro que opine? ¿Cómo se lo va a dejar que, opinando, se forme el prejuicio de que tiene razón? A veces, el otro, pasándose de vivo, lo interrumpe a uno para decirle: "¡Yo no opino lo mismo!" Y con eso cree tener razón, sin darse cuenta de que precisamente porque no opina lo mismo está equivocado. De ahí que, para abreviar la discusión y demostrarle rápidamente al otro que está equivocado, conviene preguntarle: "¿Usted no opina lo mismo? Si contesta que sí, reconocerá que quien tiene razón es uno; y si contesta que no, estará perdido, pues habrá confesado que quien no tiene razón es él. Por eso, quienes saben qué está en juego en una discusión, si se les pregunta: "¿Usted no opina lo mismo?", contestan evasivos: "Mire, yo francamente... ". El "francamente" es para despistar. Los que así contestan son los que no tienen interés en ponerse de acuerdo con nadie. Y, si se mira bien, se verá que en las discusiones nadie puede tener interés de ponerse de acuerdo con nadie. Si después de discutir dos horas es necesario admitir que se estaba de acuerdo, se produce una doble decepción, porque cada uno se ve obligado a estar conforme con la mucha inteligencia que al otro le ha tocado en suerte, que es una manera de no estar conforme con la poca inteligencia que le ha tocado a uno. Y para llegar a eso, tampoco valía la pena discutir.

Como se ve, una buena discusión es toda una técnica de higiene mental; en las discusiones conviene que hable uno sólo y que el otro sea quien confiese que no opina lo mismo. En rigor, cuando se discute no interesa decir qué opina uno mismo ni averiguar qué opina el otro. Lo que interesa es decirle, al otro, que está equivocado, como se asegura que hacía Unamuno. Unamuno entraba en una reunión y preguntaba: "¿De qué se trata? ¡Porque yo me opongo!" Y les demostraba enseguida, sin dejarlos chistar, que todos estaban equivocados. Y si a alguien se le preguntaba después: "¿Qué dijo Unamuno?", ese alguien contestaba: "¡No sé!" ¡Pero tenía toda la razón del mundo!"

Y ahora algún lector podrá sostener que no, que todo esto es falso, que la técnica de la discusión no es ésa. Pero ese lector, por el simple hecho de confesar que no opina como nosotros, reconoce, sin quererlo, que está equivocado.

[Publicado originalmente en El Mundo (periódico) 17-X-1939. Edición de Ricardo Laudato]

lunes, 13 de febrero de 2012

CARTA ABIERTA MIKIS TEODORAKIS Y MANOLIS GLEZOS

En tiempos antiguos, la condonación de la deuda por Solón, de las deudas que obligaban a los pobres a ser esclavos de los ricos, reforma llamada de Seisachtheia, ,sentó las bases para la aparición, en la antigua Grecia, las ideas de la democracia, la ciudadanía, las políticas y Europa, los fundamentos de la cultura europea y mundial.


Luchando contra la clase de la riqueza, los ciudadanos de Atenas señalaron el camino para la constitución de Pericles y la filosofía política de Protágoras, quien dijo: " El hombre está muy por encima de todo el dinero"

Hoy en día, los ricos están tratando de tomarse la venganza en la mentalidad humana: "Los mercados están muy por encima de todos los hombres" es el lema que nuestros líderes políticos abrazan gustosamente , aliados al demonio dinero como nuevos Faustos.
Un puñado de bancos internacionales, agencias de información, fondos de inversión, una concentración mundial del capital financiero sin precedente histórico, reivindican el poder en Europa y en todo el mundo y preparan la abolición de nuestros estados y nuestra democracia, con el arma de la deuda, para esclavizar a la población de Europa, poniendo en el lugar de las imperfectas democracias que tenemos a la dictadura del dinero y la banca, el poder del imperio totalitario de la globalización, cuyo centro político está fuera de la Europa continental, a pesar de la presencia de poderosos bancos europeos en el corazón del imperio.

Comenzaron con Grecia, utilizados como cobayas para trasladarse a otros países de la periferia europea, y poco a poco hacia el centro. La esperanza de algunos países europeos para escapar eventualmente demuestra que los líderes europeos se enfrentan a un nuevo "fascismo financiero", no haciéndolo mejor que cuando se enfrentaron a la amenaza de Hitler en el período de entreguerras.

No es una casualidad que una gran parte de los medios de comunicación controlados por el banco se emplee en la periferia europea, tratando a esos países como "cerdos - pigs" y también dirigiendo su campaña mediática de desprecio, sádica y racista, con los medios de comunicación que tienen, no sólo contra los griegos, sino también contra la herencia griega y la antigua civilización griega. Esta opción muestra los objetivos profundos y ocultos de la ideología y de los valores del capital financiero, promotor de un capitalismo de destrucción.

El intento de los medios de comunicación alemanes de humillar símbolos, como el Acrópolis o la Venus de Milo, monumentos que fueron respetados incluso por los oficiales de Hitler, no es sino una expresión del profundo desprecio por los banqueros que controlan los medios de comunicación, ya no tanto contra los griegos, sino sobretodo contra las ideas de la libertad y la democracia que nacieron en este país.

El monstruo financiero ha producido cuatro décadas de exención de impuestos para el capital, todo tipo de "liberalización del mercado", una desregulación amplia, la abolición de todas las barreras a los flujos financieros y las especulaciones, los constantes ataques contra la Estado, la adquisición de partidos y los medios de comunicación, la apropiación del excedente por un puñado de vampiros los bancos mundiales de Wall Street. Ahora bien, este monstruo, un verdadero "Estado trás los Estados" parece querer dar un "golpe de Estado permanente" financiero y político, y para más de cuatro décadas.

Frente al ataque, las fuerzas políticas de derecha política y la socialdemocracia parecen comprometidas después de décadas de entreguismo al capitalismo financiero, cuyos centros más grandes están fuera de Europa. Por otro lado, los sindicatos y los movimientos sociales aún no están lo suficientemente fuertes como para bloquear el ataque de manera decisiva como lo hicieron muchas veces en el pasado. El nuevo totalitarismo financiero busca aprovechar esta situación para imponer condiciones irreversibles en toda Europa.

Hay una necesidad urgente de una coordinación inmediata y transfronteriza de los intelectuales, las gesntes de las artes y las letras, los moviminetos espontaneos, las fuerzas sociales y las personalidades que comprenden la importancia de los retos; necesitamos crear un frente de resistencia potente contra “el imperio totalitario de la mundialización” que está en marcha, antes de que sea demasiado tarde.

Europa solo puede sobrevivir si presenta una respuesta unida contra los mercados, un reto mayor que el de ellos, un nuevo "New Deal" europeo.

Debemos detener de inmediato el ataque contra Grecia y los otros países de la UE en la periferia, hay que poner fin a esta política irresponsable y criminal de austeridad y privatización, que condujo directamente a una crisis peor que la de 1929.

Las deudas públicas deben ser reestructuradas de forma radical en la Eurozona, especialmente a expensas de los gigantes de la banca privada. Los bancos deben volver a ser evaluados y la financiación de la economía europea debe estar bajo control social, nacional y europeo. No es posible dejar la llave financiera de Europa en manos de los bancos, como Goldman Sachs, JP Morgan, UBS, Deutsche Bank, etc ... Hay que prohibir los excesos incontrolados financieros que son la columna vertebral de capitalismo financiero destructivo y crear un verdadero desarrollo económico en lugar de ganancias especulativas.

La arquitectura actual, basada en el Tratado de Maastricht y las reglas de la OMC, ha instalado una máquina en Europa para fabricar deuda. Necesitamos un cambio radical de todos los tratados, la sumisión del BCE al control político de la población europea, una "regla de oro" para un mínimo del nivel social, fiscal y medioambiental de Europa. Necesitamos urgentemente un cambio de paradigma, un retorno al estímulo de crecimiento a través de la demanda de nuevos programas de inversión europeos, las nuevas regulaciones, los impuestos y el control del capital internacional y instalación de flujos, una nueva forma de proteccionismo suave y razonable en una Europa independiente sería protagonista en la lucha por un mundo multipolar, democrático, ecológico y social.

Llamamos a las fuerzas y personas que comparten estas ideas a convergir en un amplio frente de acción europea lo antes posible, para producir un programa de transición de Europa, para coordinar nuestra acción internacional, con el fin de movilizar a las fuerzas del movimiento popular para revertir el actual balance de fuerzas y derrotar a los líderes actuales históricamente irresponsable de nuestros países, con el fin de salvar a nuestro pueblo y a nuestra sociedad antes de que sea demasiado tarde para Europa.
Atenas, octubre 2011
(Gracias a Karma que me ha puesto delante este texto.Un beso Carmen)

viernes, 10 de febrero de 2012

Para Paquita de Asis (Circe para os amigos)

SIGO ENGANCHADA ÁS PASTILLAS (de avecrem). ¡que pedal, Paquita, que pedal!

¿Bailas?




Dosso Dossi – Circe y sus amantes en un paisaje (1525)

"El pintor, cuyo verdadero nombre fue Giovanni Francesco di Luteri, pasó la mayor parte de su vida al servicio de los duques de Ferrara, Alfonso I d’Este y su hijo, Ercole II. Sus cuadros rebosan de paisajes exuberantes, poblados con figuras.

En el cuadro Circe y sus amantes Dosso Dossi explora ese filón inagotable de la mitología. Circe, según unos hija de Elio, otros dicen que era hija de Hécate, representa la seducción. Arquetipo de la mujer que no solo por sus conocimientos de magia y sus bebedizos, sino también por su encanto, por su hechizo sexual, por su atrayente belleza, hacía lo que quería con los hombres.

Circe era especialista en la fabricación de filtros y bebedizos que le permitía aplicar la metamorfosis a los hombres. Así convirtió a los hombres de Ulises en puercos, mientras estaba rodeada de infinidad de animales en su palacio que bien podrían ser hombres de paso que sirvieron de carne de laboratorio para sus prácticas de magia, o sus amantes desheredados y aburridos."

E voilá os amantes caurelianos de Paquita :




miércoles, 8 de febrero de 2012

A ENSINANZA DOS DISIDENTES. CLAUDE L. EATHERLY




Eatherly era un oficial de la fuerza aérea de EE UU durante la segunda guerra mundial y piloto del avión, Escalera de color, que apoyó el lanzamiento de la bomba atómica de Hiroshima(Japón), el seis de agosto de 1945.
Fue recibido en su país como un héroe, y poco más tarde abandona la fuerza aérea y se muestra profundamente arrepentido de extinguir tantas vidas y causar tanto dolor.
Trató de apoyar a grupos pacifistas, envió parte de su sueldo a Hiroshima, escribió cartas de disculpa e incluso intentó suicidarse, tal era el remordimiento por lo que había hecho.
En un momento dado, establece que para tratar de desacreditar el mito popular del héroe de guerra, se dedica a atracar bancos y oficinas de correos, dejando lo robado y un arma de juguete en la puerta.
Eatherly busca desesperadamente que la sociedad lo castigue por el acto mismo que lo ha encumbrado como ídolo.
Las autoridades , incapaces de encarcelarlo, lo ingresan en un hospital siquiátrico militar.
En 1959, Günter Anders, filósofo alemán y pionero del movimiento antinuclear, lee acerca de Eatherly y comienza una intensa correspondencia en la que le muestra su apoyo y le señala como el único individuo SANO DE UNA SOCIEDAD ENFERMA.
Escribe G. Anders en"MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES DE LA CONCIENCIA"(Paidós 2003):
"Es la historia del individuo que, en completa soledad e incomprensión, se erige como garante único de la conciencia y lo humano en un páramo de inmoralidad e inconsciencia colectiva. Un hombre que renuncia, y eso es crucial, a las ventajas individuales de integrarse( en su caso como héroe nacional), para sentirse coherente con algo tan esquivo y etéreo como la justicia, como el sentimiento de humanidad. Aquí asistimos a esa incompatibilidad de la vida moderna entre comportarse como un individuo libre, pleno y responsable de sus actos, y el formar parte de la masa, ese magma inercial donde queda anulado todo pensamiento y toda conciencia".
1ª foto: Eatherly fotogafiado por R.Avedon en 1963.
2ª foto:G. Anders y su primera esposa Hannah Arendt(1929)