Páginas vistas en total

miércoles, 8 de febrero de 2012

A ENSINANZA DOS DISIDENTES. CLAUDE L. EATHERLY




Eatherly era un oficial de la fuerza aérea de EE UU durante la segunda guerra mundial y piloto del avión, Escalera de color, que apoyó el lanzamiento de la bomba atómica de Hiroshima(Japón), el seis de agosto de 1945.
Fue recibido en su país como un héroe, y poco más tarde abandona la fuerza aérea y se muestra profundamente arrepentido de extinguir tantas vidas y causar tanto dolor.
Trató de apoyar a grupos pacifistas, envió parte de su sueldo a Hiroshima, escribió cartas de disculpa e incluso intentó suicidarse, tal era el remordimiento por lo que había hecho.
En un momento dado, establece que para tratar de desacreditar el mito popular del héroe de guerra, se dedica a atracar bancos y oficinas de correos, dejando lo robado y un arma de juguete en la puerta.
Eatherly busca desesperadamente que la sociedad lo castigue por el acto mismo que lo ha encumbrado como ídolo.
Las autoridades , incapaces de encarcelarlo, lo ingresan en un hospital siquiátrico militar.
En 1959, Günter Anders, filósofo alemán y pionero del movimiento antinuclear, lee acerca de Eatherly y comienza una intensa correspondencia en la que le muestra su apoyo y le señala como el único individuo SANO DE UNA SOCIEDAD ENFERMA.
Escribe G. Anders en"MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES DE LA CONCIENCIA"(Paidós 2003):
"Es la historia del individuo que, en completa soledad e incomprensión, se erige como garante único de la conciencia y lo humano en un páramo de inmoralidad e inconsciencia colectiva. Un hombre que renuncia, y eso es crucial, a las ventajas individuales de integrarse( en su caso como héroe nacional), para sentirse coherente con algo tan esquivo y etéreo como la justicia, como el sentimiento de humanidad. Aquí asistimos a esa incompatibilidad de la vida moderna entre comportarse como un individuo libre, pleno y responsable de sus actos, y el formar parte de la masa, ese magma inercial donde queda anulado todo pensamiento y toda conciencia".
1ª foto: Eatherly fotogafiado por R.Avedon en 1963.
2ª foto:G. Anders y su primera esposa Hannah Arendt(1929)

6 comentarios:

  1. Amiga, non te vira senón non publicaba a miña. Sorry, Paquita.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísima entrada, por certo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Un escritor o que leo a miúdo di que o ser humano
    está tan fortemente estandarizado, que si un visitante
    alleo chegara inferiría un só cerebro compartido por eles
    e non moitas mentes individualizadas.Sexa ou non exacto, o certo é que historias coma estas (unha soa voz no deserto da conformidade) danos a pensar que non vai descamiñado. Outra historia que lin onte reafirma a súa aserción: un astrónomo dos anos vinte do século pasado fixo cálculos matemáticos que demostraban que a luminosidade do ceo debía ser unhas cento sesenta veces superior a que se detectaba, polo que inferiu a existencia de "materia escura" que tapaba
    a luz. Ríronse del, ninguén lle creu, de xeito que NINGUÉN
    examinou as probas físicas e matemáticas que aportou. Perdéronse trinta anos de investigacións na dirección correcta por culpa dunha CRENZA errónea ( o artigo saíu en sott.net estes días)
    Manuel L.

    ResponderEliminar
  5. Crono non pasa nada. O importante é que esta ágora vaia rápida como o vento alisio.
    Que mundo este, Perseo, ¿Poderemos algún día crear o goberno dos mellores? Vou tomar unha pastilla de avecren, a ver se me poño a tono. Abrazos mirando detrás das grullas.

    ResponderEliminar
  6. Vai ben o avecrem?
    Porque con todo o que está pasando creo que vou tomar a caixa enteira. Ñam, ñam....
    mmmm
    parece que empezo a estar algo mellor...
    Incrible: agora entranme gañas de cantar e de bailar:

    "Ven capitán Trueno, haz que gane el buenoooooo"

    qué fortes estas pastis,meu.

    ResponderEliminar