Páginas vistas en total

domingo, 5 de junio de 2011

HORA DE DESPERTAR


"MOSSOS AMOROSOS"




"(...)Y me preguntaba y me pregunto por qué la ciudadanía ha aceptado con tanta indiferencia tantos abusos, durante tanto tiempo. Por eso creo que el despertar forzoso al que parece que al fin estamos llegando ha de tener una parte de rebeldía práctica y otra de autocrítica. Rebeldía práctica para ponernos de acuerdo en hacer juntos un cierto número de cosas y no solo para enfatizar lo que ya somos, o lo que nos han dicho o imaginamos que somos: que haya listas abiertas y limitación de mandatos, que la administración sea austera, profesional y transparente, que se prescinda de lo superfluo para salvar lo imprescindible en los tiempos que vienen, que se debata con claridad el modelo educativo y el modelo productivo que nuestro país necesita para ser viable y para ser justo, que las mejoras graduales y en profundidad surgidas del consenso democrático estén siempre por encima de los gestos enfáticos, de los centenarios y los monumentos firmados por vedettes internacionales de la arquitectura.

Y autocrítica, insisto, para no ceder más al halago, para reflexionar sobre lo que cada uno puede hacer en su propio ámbito y quizás no hace con el empeño con que debiera: el profesor enseñar, el estudiante estudiar haciéndose responsable del privilegio que es la educación pública, el tan solo un poco enfermo no presentarse en urgencias, el periodista comprobando un dato o un nombre por segunda vez antes de escribirlos, el padre o la madre responsabilizándose de los buenos modales de su hijo, cada uno a lo suyo, en lo suyo, por fin ciudadanos y adultos, no adolescentes perpetuos, entre el letargo y la queja, miembros de una comunidad política sólida y abierta y no de una tribu ancestral: ciudadanos justos y benéficos, como decía tan cándidamente, tan conmovedoramente, la Constitución de 1812, trabajadores de todas clases, como decía la de 1931.

Lo más raro es que el espejismo haya durado tanto."

Muñoz Molina; Hora de despertar, El País, 20 de maio de 2011

4 comentarios:

  1. Non se extrañe o señor Antonio, dende a súa poltroa diretiva no Instituto Cervantes niuorquino, somos un país de pícaros, buscavidas e soñadores; a meirande parte dos políticos é un reflexo-espello do pobo...e actúan como tales. Cómo permitimos aos políticos, irse de rositas, porque son aforados? ou deixar morrer na cama ao ditador sanguinario e financiar unha falsa haxiografía del...ou desfacer un monte pra construir unha cidade da Cultura innecesaria, a maior gloria dun ex-ministro frankista. Tal vez sexa preciso menos literatura e máis realidade; por certo temos tamén a tasa europea máis baixa de letores, eso sí campeóns do MUNDO no balompé. A POR ELLOS OÉ. Que país. JU

    ResponderEliminar
  2. Oes? que tal onte? Mágoa non poder asistir. Múltiples circunstancias nolo impediron.

    ResponderEliminar
  3. Oído cociña. Ben e mal. O normal. A partires das 7 comezou o espectáculo, tres helicópteros pasaban sobre nós carrexando auga pra tentar apagar un incendio cerca do Milladoiro, así durante dúas horas e pico...iso si que foi vibracional...e condicionou acusticamente todo.
    O peor non é o que se ve, senón a maqueta do proxecto e o que falta por facer, alucinante; en mans de quen estamos, que delirio tan descomunal. O dito, "Vivamos como galeg@os" pero con xeito e acorde as circunstancias e a realidade. Boa semana amig@s. JU

    ResponderEliminar