Páginas vistas en total

martes, 18 de octubre de 2011

LA CASA DE LAS PALABRAS

La casa de las palabras.A la casa de las palabras, soñó Helena Villagra, acu-dían los poetas. Las palabras, guardadas en viejos fras-cos de cristal, esperaban a los poetas y se les ofrecían,locas de ganas de ser elegidas: ellas rogaban a los poe-tas que las miraran, que las olieran, que las tocaran,que las lamieran. Los poetas abrían los frascos, proba-ban palabras con el dedo y entonces se relamían o fruncían la naríz. Los poetas andaban en busca de palabras que no conocían, y también buscaban palabras que conocían y habían perdido.En la casa de las palabras había una mesa de los colores. En grandes fuentes se ofrecían los colores y cada poeta se servía del color que le hacía falta: amarillo limón o amarillo sol, azul de mar o de humo, rojo lacre,rojo sangre, rojo vino...

Eduardo Galeano




























5 comentarios:

  1. Señor trovador : ¿nos hemos visto alguna vez?. Con un monosílabo por respuesta tengo suficiente.

    ResponderEliminar
  2. Acuda usted a la Casa de la palabras y extraiga del frasco un SÍ o un NO. Lo digo para tranquilidad de los que habitamos este castillo.
    Empieza usted a ponernos nerviosos /as con tanto silencio y tanto misterio.
    Y se lo digo sin acritud.
    Un saludo, trovador silente.

    ResponderEliminar
  3. ¡Sí Cronopia!. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  4. ¿O quizás pueda ser un sueño?. ¿Quién sabe?¡Nunca se sabe!

    ResponderEliminar
  5. Ahhhhhh.....entonces empiezas por J. y acabas por I.Bicos y más bicos.

    ResponderEliminar