Páginas vistas en total

martes, 31 de enero de 2012

EL ORÁCULO CELTA. MES DE FEBRERO. SAUCE



En el alfabeto arbóreo, el sauce representa el sexo femenino y los ritmos lunares de la vida. Es un árbol que busca el agua, y crece preferentemente en las húmedas orillas de los lagos y los arroyos, o en las vegas bajas. El agua y los movimientos de la marea se hallan regidos por la atracción lunar. La luna es femenina en sus ritmos mensuales; por contraste con el sol, cuyos ciclos diarios y anuales presentan características masculinas. Los celtas tenían en una gran consideración a las mujeres, no solo en lo material( tenían sus propias propiedades), sino que estaban presentes en el panteón celta, gozando de igual reconocimiento en la fuerza espiritual. Existían numerosas escuelas de druidesas, maestras y mujeres doctas respetadas sobretodo por sus facultades proféticas, que con frecuencia se manifestaban mediante sueños o visiones nocturnas.
La fiesta del fuego de la diosa Brigit, uno de cuyos atributos es la predicción del futuro, se celebraba durante el mes del sauce.
El sauce ofrece protección contra las enfermedades causadas por la humedad y es el símbolo de la fertilidad y el equilibrio espiritual.

8 comentarios:

  1. Chorón...chorei...chorinho
    o sauce foi medrando ó pouquinho
    sen facer moito ruido. JU

    ResponderEliminar
  2. Ghracias Ju. Parece que o personal anda moi atareado, porque ninguén le xa os oráculos. En fin, vou facer unha maleta con vento e soños.

    ResponderEliminar
  3. Claro q t leemos, guapetona, pero andamos con pouco tempo e moito lío, como Mariano.
    Anémona anónima.

    ResponderEliminar
  4. Es un árbol maravilloso. Tengo tres frente a la ventana y dan mucha paz. Visitador

    ResponderEliminar
  5. Si, maravilloso e indolente, siempre mirándose en el agua cual Narciso encantador.

    ResponderEliminar
  6. SEGÚN LA NARRACIÓN DE LOS PÁJAROS

    En el invierno del mundo, el caminante sólo llega donde ya está.
    En el verano, abandona el lugar donde nunca estuvo.

    Jorge Riechman

    ResponderEliminar
  7. De Tablada, poeta mejicano, me quedó en la
    mente, imborrable, este poema:
    Tierno sauz,
    casi oro, casi ámbar,
    casi luz.
    Nunca se me ocurrió mirar que significaba
    la palabra sauz, pero ahora barrunto que es sauce.
    De todas formas no lo voy a mirar, prefiero esta niebla
    que tan a menudo acompaña al sauce.

    ResponderEliminar
  8. Asi es. Tiene una madera bien blanda y raices poco profundas, y la música que se produce bajo sus luengas ramas, es una maravilla. JU

    ResponderEliminar